Cirugía de Latarjet-Bankart Artroscópico; Evaluación Tomográfica de la Posición del Bloque Óseo Primera Experiencia Chilena

  • Diego Montenegro Bralić Hospital Clínico Mutual de Seguridad, CChC. Santiago, Chile
  • Andrés Calvo Reyes Hospital Clínico Mutual de Seguridad, CChC. Santiago, Chile
  • Pedro Lizama Calvo Hospital Clínico Mutual de Seguridad, CChC. Santiago, Chile
  • Nicolás Rojas Toro Facultad de Medicina Clínica Alemana, Universidad del Desarrollo. Santiago, Chile
  • Francisco Neumann Castañeda Facultad de Medicina Clínica Alemana, Universidad del Desarrollo. Santiago, Chile
  • Felipe Reinares Silva Hospital Clínico Mutual de Seguridad, CChC. Santiago, ChileFacultad de Medicina Clínica Alemana, Universidad del Desarrollo. Santiago, Chile
Palabras clave: artroscópico, latarjet-bankart, inestabilidad de hombro, injerto óseo, tomografía

Resumen

Introducción: Evaluar la precisión de la cirugía artroscópica de Latarjet–Bankart, mediante tomografía computada post operatoria. Describir resultados y complicaciones en la primera serie prospectiva de esta técnica en Chile.
Material y Método: Quince pacientes fueron sometidos a cirugía de estabilización mediante la técnica artroscópica de Latarjet–Bankart. Se realizó una evaluación de la posición del injerto de coracoides mediante tomografía computada considerando los índices: ángulo tornillo - superficie articular, tornillo excesivamente largo, distancia línea articular - borde injerto en plano axial (método tangente), distancia borde injerto – superficie articular (método del círculo) en planos axial y coronal y relación posición injerto – diámetro glenoideo.
Resultados: Se obtuvo un ángulo tornillo – superficie promedio de 32.9°. En un paciente se objetivó un tornillo de largo excesivo (+ 4 mm). De acuerdo al método tangente axial la distancia fue de 0 mm [0 mm – 2,5 mm], método circulo axial 0 mm [-0,8 mm – 1 mm], circulo coronal 0 mm [-1 mm – 2 mm]. En el 100% de los casos la posición injerto – diámetro glenoideo, fue bajo el 50% o subecuatorial. El injerto se encontró en posición “flush” en todos los pacientes. En un paciente fue necesario convertir a cirugía abierta. En un paciente ocurrió una factura parcial del injerto y un paciente presento una fractura de glenoides y una plexitis transitoria de 5 semanas. Un 13% de los pacientes presentó recurrencia al seguimiento a los 2 años.
Conclusión: Es factible realizar esta técnica quirúrgica de manera artroscópica, con una baja necesidad de conversión y complicaciones, logrando una posición óptima del injerto.

Tipo de estudio: Serie de Casos
Nivel de Evidencia: IV

Publicado
2020-07-01